lunes, 7 de noviembre de 2016

Organizando el contexto de cooperación: Normas y roles.

Aunque ya llevaba un tiempo ensayando el ABP y el aprendizaje cooperativo es su punto de partida, no ha sido hasta este curso cuando he comenzado a implantarlo de forma definitiva y más o menos sistematizada en 2º ESO. 

Me animaron otras compañeras de otras especialidades con las que comparto proyecto interdisciplinar y que ya lo habían puesto en práctica antes. Asistí a unas jornadas en el "IES 8 de marzo" de Alicante en las que quedé maravillada de los logros alcanzados con alumnos muy parecidos a los míos. Aquellas profesoras habían grabado la experiencia y las caras de entusiasmo y la forma en que los alumnos exhibían su aprendizaje me hizo tomar una decisión firme: "Voy a aprender y a trabajar con mis alumnos de forma cooperativa". Fueron aquellos alumnos en vídeo quienes me hablaron por primera vez de roles y de normas cooperativas, y aquellas profesoras atrevidas las que me dieron las primeras "estrategias" para trabajar cooperando.

Las jornadas de intercambio de experiencias viajaron a mi instituto en septiembre y conseguimos que algún profe más lo intentara. Convencimos al equipo directivo para que se agrupara a los alumnos de 1º y 2º ESO en forma de triangulaciones que redujesen el número de alumnos por aula (compartiendo las horas de apoyos, refuerzos y demás programas entre todos los departamentos implicados) y, lo más difícil, nos reunimos con el equipo docente al completo y les pedimos que dejaran las mesas en forma de equipo (no disponemos de aula materia). 


Empezamos a poner en práctica algunas dinámicas, formamos grupos "de prueba" y, a las dos semanas aproximadamente hicimos las normas. De forma cooperativa, y aprovechando que trabajábamos el texto instructivo... ¿Por qué no hacer un decálogo con las normas para que los equipos funcionen? ¿Y por qué no ponerlas en una infografía que se pueda compartir? ¿Y por qué no imprimirla también y tenerla siempre a la vista? Les quedaron tan bien que tendrán una copia en su cuaderno... Pero lo más importante es que eran sus normas... ¿Quién estaba dispuesto a no cumplirlas? Cada grupo elaboró su propio decálogo, pero hay muchas coincidencias. Se habían puesto en práctica antes de redactarlas, ellos mismos habían experimentado qué era necesario para que su equipo fuese realmente cooperativo.

Así que con el permiso de mis alumnos comparto sus normas, son más reales de lo que se me habría ocurrido a mí sola y les quedaron realmente bien.

Ahora el reto es poner en marcha los roles. En esta unidad he podido sintetizarlos utilizando una metáfora teatral, ya que es un género que suelo trabajar con los alumnos en este curso. Mi propuesta queda en un póster realizado con Genially





No hay comentarios:

Publicar un comentario